¿Cuándo y qué fianza ha de pagarse?

Al cerrar el contrato de alquiler, el inquilino ha de pagar una fianza por 2 mensualidades, pago que puede efectuarse en efectivo, por transferencia o mediante aval bancario. El pago debe realizarse en la entrega de la vivienda como fecha límite.

Se trata de una garantía para el propietario si el inquilino no cumple los acuerdos reflejados en el contrato de alquiler.

La fianza se habrá pagado si el propietario ha recibido el dinero o se ha entregado un aval bancario.

Si el inquilino se retrasa por ejemplo en los pagos de alquiler o indemnizaciones, el propietario puede satisfacer su derecho derivado del importe de la fianza. En este caso, el inquilino está obligado a completar de nuevo el importe original de la fianza.

El propietario devuelve al inquilino el importe de la fianza al finalizar la relación de alquiler, dentro de un periodo razonable tras la desocupación y devolución de la vivienda, siempre que no existan o puedan existir derechos contra el inquilino derivados de la relación de alquiler.

Para la devolución del importe de la fianza necesitamos una cuenta bancaria indicada por usted.
Si el importe de una fianza debe devolverse mediante transferencia bancaria al extranjero, necesitamos también un CÓDIGO SWIFT y un IBAN - número del banco receptor.