¿Qué he de saber para el uso de una vivienda amueblada?

Los espacios alquilados sólo deben utilizarse para ser habitados.

La vivienda sólo debe utilizarse por las personas mencionadas en el contrato de alquiler. Aquí se excluyen personas que se encuentren en la vivienda de visita. El inquilino no se hace responsable de estas personas.

El inquilino se hace responsable de daños en el objeto de alquiler y en sus accesorios siempre que hayan sido producidos por él mismo o por personas que tuvieran acceso al objeto de alquiler por indicación del inquilino.

Se prohíben animales domésticos en la vivienda.

Los cambios constructivos en el objeto de alquiler, en el inventario, sobre todo en muebles o instalaciones, requieren la autorización expresa del propietario por escrito. Se prohíbe el realquiler a terceras personas.