¿Qué ocurre con la rescisión del contrato de una vivienda?

Contrato de alquiler limitado:

Por regla general, un contrato de alquiler limitado no puede rescindirse prematuramente.

Si el inquilino deja la vivienda prematuramente, tendrá que cumplir el contrato hasta la fecha de finalización del mismo. No puede fijarse ningún inquilino posterior. 
Se excluye el subarrendamiento.

El propietario tiene la posibilidad de rescindir el contrato prematuramente si existen motivos especiales. Éste es el caso si existen las condiciones legales de rescisión extraordinaria, como p. ej. uso inadecuado de los espacios por el inquilino o impago del alquiler.

Contrato de alquiler ilimitado:

El contrato de alquiler es ilimitado y puede rescindirse por escrito por el inquilino o el propietario cumpliendo un plazo de 1 mes natural. 
No se acepta la rescisión por e-mail.

La rescisión se considera válida si el propietario la ha recibido - como fecha límite - el tercer día laborable del mes en cuya finalización empieza a ser válida.